Prometo publicar más seguido en esta Semana Santa ! Espero que les guste el nuevo capítulo ;)

Capítulo 9: La fiesta.


Cuando Elsa y Cristina entraron por la puerta llamaron la atención de todos los ricachones de la sala, algunos las ofrecieron algo para beber, otros las llevaron el abrigo al guardaropa, pero ese día ellas dos querían pasarlo juntas, y divertirse.
-¿Quieres algo de beber?- Pregunto Cristina a Elsa.
- Si, pídeme cualquier cosa.
- Eso esta echo- Dijo desapareciendo entre la gente.
Elsa ando por todo el pasillo, mirando cada detalle de aquella lujosa mansión, saludando a gente que conocía, sorprendiéndose por otra tanta gente que se besaban. Recorrió toda la planta baja, pero él no estaba allí. Y por que demonios le estaba buscando ¿Ya no era que no significaba nada para ella? No era que dejo de tomar importancia, además no estaba comenzando a sentir ¿Maripositas? por Sergio... Todo era tan confuso.
Después de un rato, deshizo su camino al recordar a su amiga cristina, y una vez llegado al hol al no verla se aproximó a la barra, donde al no ver a Cris si vio a Alonso.
- Hola- Se atrevió a decir él.
- Ah, hola- Dijo ocultando su ilusión, y con un tono desentendido.
- ¿Que tal la fiesta?
- Bien- Dijo sin más
- ¿Que te ha pasado estos días?
- Nada, he estado castigada- Dijo mirando a la gente que entraba y salía por la puerta.
- ¿Por que estabas castigada?- Dijo, con la intención de poder entablar una conversación con ella más equitativa.
- Por llegar tarde.
- ¿Oye te pasa algo?
- Eh,- Dijo mirándole a los ojos por primera vez- No ¿Por?
- Te noto ausente.
- Será que estoy buscando a Cristina, bueno me voy. Adiós

Y todo esto por que Elsa se dio cuenta por fin que no quería una venganza, simplemente no quería nada con él. Siguió buscando a Cristina aunque sin éxito, cuando de repente le comenzó a sonar el móvil.

Te queda muy bien ese vestido. Att: A

No podía creérselo, su anónimo se encontraba en aquella fiesta y mirándola,  además de que aquel mensaje era el segundo en el día de hoy, y eso rompía las reglas. Miró a su alrededor buscando a alguien que se encontrase mirándola, pero no descubrió a nadie infraganti.

¿Me buscas?. Att: A

Volvió a vibrar su móvil, y leyó el mensaje, más entusiasmada aún en su búsqueda, se subió al primer escalón de aquella reluciente escalera, sin seguir viendo a algo más que borrachos, pero... ¿Y si su anónimo se encontraba borracho?¿De ser así también quería conocerlo en aquellas circunstancias?. Ella asintió la cabeza, dando una afirmación a aquella pregunta, por que estuviese donde estuviese, y estando como estará, sabía que la estaba mirando.

Primera planta, segunda habitación a la derecha. Att: A

Y entonces la curiosidad le llenó por dentro ¿Se encontrará en aquella habitación? Y... ¿Por que la citaba en una habitación? Aquello no le gustaba nada, ni se fiaba. Aunque era comprensible que con la música tan alta en el piso de abajo y en los pasillos que daban a las habitación tampoco podrían hablar, aún así podía haberla citado a fuera. Pero... ¿y si no era como ella le había idealizado?. Dejando atrás sus dudas, comenzó a subir escalón por escalón, y una vez en la primera planta tuvo que hacerse paso entre la gente que hacia cola para el baño y para las habitaciones, pero no había ninguna segunda habitación a la derecha. Quizás se había confundido al leer el mensaje. Lo volvió a releer mostrando más atención, pero si, aquel mensaje decía claramente segunda habitación a la derecha, ¿Y si quizás se equivoco y quiso decir segunda habitación a la izquierda? Avanzó asta la puerta, escuchando las quejas de las personas al colarse, y cuando abrió la puerta, se encontró con una pareja en la cama, rápidamente la cerro y se echo atrás  ¿Quizás primera habitación a la derecha? Fue, la puerta estaba cerrada, y para su asombro cuando la abrió no se encontraba nadie allí, ni cama, ni muebles, al no escuchar las quejas de las parejas decidió entrar y cerrar la puerta tras ella. Miró atentamente la habitación en búsqueda de alguna señal, pero no había nada, y entonces fue ahí cuando la puerta que la daba la espalda se abrió y se cerró tras si, y con ello apareció él.

Cuando Cristina se iba a dirigir a por las bebidas....

-¿Quieres algo de beber?- Pregunto Cristina a Elsa.
- Si, pídeme cualquier cosa.
- Eso esta echo- Dijo desapareciendo entre la gente.

Cristina se fijo en toda la gente que había, que ha decir verdad era más de la que esperaba, y sin quererlo se chocó contra algo. Cunado miró al suelo y vio la bebida de aquella persona desparramada en el suelo, se sintió bastante torpe.
- Lo siento, no te vi- Dijo mientras alzo su mirada, y entonces, lo vio. Un castaño, un castaño como otro cualquiera, de no haber sido que ese castaño lo conocía ella bastante. Se fue a escabullir pero aquel hombre la agarro de la muñeca.
- No pasa nada- Dijo contento mientras alzaba la mirada asta encontrarse con la de ella. Y todo signo de felicidad se fue.- Hola
- Hola. Yo... lo siento Alberto.
- No no pasa nada
- Bueno me voy-Dijo Cris mostrando una sonrisa falsa.
- Va.
- De acuerdo- Dijo esto ultimo haciendo como si supiera donde se tenía que dirigir, pero en verdad ni se acordaba de las bebidas ni tenía ganas de beber ya, ni de bailar junto con su amiga, que por cierto ... ¿Donde se encontraba Elsa?
El destino fue cruel- Penso Cris- Hay probabilidades crueles, de que conozcas a una persona vía Internet y no aceptes conocerla en persona y por cosas de la vida acabes encontrandotela, pero encontrartela por segunda vez, aquello, era un destino cruel
- Ven tengo que hablar contigo- La cogió alguien de la muñeca, y la arrastro asta la calle.
- Estoy rallada- Dijo al fin Sandra.
- San, me esta esperando Elsa.
- Hazme caso, me encuentro mal.
- ¿Has bebido demasiado?
- No, no es eso, es que... me enterado de que Pedro me puso los cuernos.
- ¿Qué que?- Preguntó Cris esperando haber oído mal.
- Pues eso... y yo estoy mal, además Sergio lo sabía y no me dijo nada.
- Si bueno... Segio no parece buena persona.
- ¿Por? Vale que no me lo dijese, pero de ahí a ser mala persona.
- Ya... bueno, mientras filtrea contigo, hace planes de novios con Elsa- Dijo seria cansada de toda esa tontería.
- ¿Qué que?- Ahora era San la que esperaba haber oído mal.
- Lo que oyes, solamente te esta utilizando para no aburrirse.
- Yo no soy pasatiempo de nadie.
- Yo lose- Dijo levantando las manos- El que no lo sabe es él.
- Pero seré ingenua, el comenzaba a gustarme y me estaba haciendo olvidar a Pedro.
- Si ya, pero tendrías que tener más cuidado.
- ¿Acaso crees que no tengo cuidado?- Pregunto a la defensiva- Acaso crees que mando en mis sentimientos.
- No, pero deberías hacerlo un poco.
- Bueno perdoname señora cuidadosa que no quiere enamorarse de nadie.
- Mira San, no quiero problemas vale.
- Si, tienes razón, me estoy poniendo un poco a la defensiva. Pero es que estoy harta, siempre que me gusta un chico anda tras Elsa, y mientras tanto yo soy el segundo plato.
- "La amante"- Dijo Cris riéndose, pensando que el mal rollo se había ido.
- A mi no me hace gracia- Dijo cabreada- Sabes que, me voy, no quiero saber nada de nadie, adiós.

Y así se fue, dejando sola a su amiga.

5 Comentarios:

Maria Love Forever dijo...

Hola :)
Perdona pero el anterior capitulo no me dio tiempo a leerle entero y me preguntaria si le podrías volver a subir si no te importa, me harías un favor muchisimas gracias :)

Anónimo dijo...

me ha encantado :)
ANNA

AE dijo...

Hola:)
Si por supuesto esta en la pestañita de Mi Don Juan, Ahí se debe encontrar con todos los demás :)

AE dijo...

Gracias Anna :):):):):)

Maria Love Forever dijo...

Muchísimas gracias, me encantaron los 2, el 8 y el 9. sigue escribiendo tienes talento.:)

Publicar un comentario